El jardín o la terraza no son solo para el verano, es la estación del año que se puede aprovechar para pasar largos ratos entretenidos cuidando y disfrutando de tú zona verde aunque comience el frío. Estos últimos años el otoño es una estación con temperaturas suaves que permite que podamos seguir disfrutando del jardín o terraza aprovechando durante más tiempo los muebles de exterior así que debemos situar los muebles de exterior en la zona más soleada, procurando que estén resguardados del viento y la lluvia.

Podemos proteger la zona de estar del exterior, empleando biombos o piezas separadoras que hagan de cortavientos, tales como celosías o incluso una enredadera que mantenga la hoja en invierno. Además en el porche puedes cubrir la cara más expuesta con un cristal que aísle del frío, pero deje pasar la luz y el sol o incluso acristalar completamente la terraza o porche de tal manera que crees una especie de galería que hará las veces de invernadero para colocar tus muebles y plantas preferidas.

Las estufas de exteriores, son una opción estupenda y asequible para no pasar frío en tu terraza o porche. Las encontrarás que funcionan con gas y también si te gusta pasar el tiempo mirando el crepitar del fuego, de hierro colado que funcionan con leña. No son complicadas de colocar, es como si fueran los antiguos braseros. Algo muy habitual en el Norte de Europa.