Disfutar de un buen césped

Disfutar de un buen césped

Hay más de 10.000 variedades de césped natural pertenecen a la familia de las gramíneas y hay que dar con el adecuado.

Estas son las pautas para preparar el terreno y realizar la siembra.
En primer lugar, preparar la tierra, pasar la moto azada, cuanto más soltéis el terreno y más profundo hagáis la labranza, mejor enraizará el césped durante su crecimiento. Rastrillar y eliminar las piedras del terreno. Con la ayuda de un rastrillo de púas duras debéis quitar todas las piedras, raíces o malas hierbas que hayan quedado en el suelo después de la labranza. Nivelar el terreno. Emplear el rastrillo de púas duras para nivelar y, posteriormente, utilizar un rulo para compactar ligeramente el terreno antes de sembrar el césped. Es importante un buen nivelado para evitar encharcamientos en algunas zonas del terreno.

Ahora es el momento de sembrar la semilla de césped, elegir una variedad de césped que se adapte bien a vuestra zona. Realizar la siembra en dos pases cruzados para asegurar que las semillas de césped lleguen a todas las zonas del terreno. Tapar las semillas con recebo para césped. El recebo para césped es una mezcla de mantillo con arena que hace que se compacte mejor el terreno y sea posible mantener la humedad. Aplicar un insecticida de suelo para las hormigas e insectos rastreros. Con unos guantes de goma, espolvorear el insecticida por encima del terreno. Este insecticida no pierde su eficacia con el agua de riego del césped. Volver a emplear el rulo para compactar el recebo. Realizar pases ligeros y suaves con el rulo sobre el terreno.

Realizar riegos muy frecuentes pero no abundantes. Es importante mantener la humedad del terreno para una rápida y correcta germinación de las semillas de césped. Os aconsejamos un riego por la mañana, otro al mediodía y un último al anochecer. Cuando las semillas del césped germinen retiraremos los riegos del mediodía y de la noche. Para realizar el primer corte deberéis cerrar el riego dos días antes de realizar la siega. Es importante que el terreno esté seco para un corte perfecto del césped.
Ahora solo os queda disfrutar de un verano con vuestro césped verde y sano, que sea la admiración de todas las visitas.

Escucha nuestro audio

Sustrato en la horticultura

Sustrato en la horticultura

El sustrato se utiliza como soporte para cultivar plantas o germinar semillas. Con la mezcla de turba, arena, compost, perlita, vermiculita, fibra de coco, corteza de pino,… logramos un sustrato. La turba se obtiene de los restos de plantas a medio descomponer extraídos de los lechos de primitivos lagos -turberas-. El compost es un preparado procedente de la descomposición de materias orgánicas como: hojas, ramas, residuos de verduras, frutas, etc. Vermicompost es un tipo de compost resultado de la actividad de lombrices. Hay quien utiliza lombrices recogidas en el jardín para hacerlo. El mantillo es una materia orgánica muy beneficiosa para el suelo porque mejora su estructura, aporta nutrientes para las plantas, favorece la vida microbiana y además resulta estético extendido sobre el suelo. Y el humus es la materia orgánica en el suelo (estiércol, mantillo, hojas, etc.) es atacada por los microorganismos y una parte de su peso se transforma en humus.

Escucha nuestros consejos

Cuidados y consejos de mantenimiento

Cuidados y consejos de mantenimiento

Antes de ponernos a trabajar en nuestro jardín y sobre el espacio que queremos destinar a zona verde tenemos que tener en cuenta: clima, suelo, agua disponible, drenaje, posibilidades económicas y el uso que se le va a dar. Un buen césped natural se debería distinguir por: un color verde intenso, textura fina, que forme capa vegetal con rapidez, persistencia, tener un sistema radicular fuerte que evite el arrancamiento, ser resistente a las enfermedades y al pisoteo y tener una rápida recuperación tras el corte entre otras características. Hay más de 10.000 variedades de césped natural pertenecen a la familia de las gramíneas y hay que dar con el adecuado.

Estas son las pautas para preparar el terreno y realizar la siembra. En primer lugar, preparar la tierra, pasar la moto azada, cuanto más soltéis el terreno y más profundo hagáis la labranza, mejor enraizará el césped durante su crecimiento. Rastrillar y eliminar las piedras del terreno. Con la ayuda de un rastrillo de púas duras debéis quitar todas las piedras, raíces o malas hierbas que hayan quedado en el suelo después de la labranza. Nivelar el terreno. Emplear el rastrillo de púas duras para nivelar y, posteriormente, utilizar un rulo para compactar ligeramente el terreno antes de sembrar el césped. Es importante un buen nivelado para evitar encharcamientos en algunas zonas del terreno. Ahora es el momento de sembrar la semilla de césped, elegir una variedad de césped que se adapte bien a vuestra zona. Realizar la siembra en dos pases cruzados para asegurar que las semillas de césped lleguen a todas las zonas del terreno. Tapar las semillas con recebo para césped. El recebo para césped es una mezcla de mantillo con arena que hace que se compacte mejor el terreno y sea posible mantener la humedad. Aplicar un insecticida de suelo para las hormigas e insectos rastreros. Con unos guantes de goma, espolvorear el insecticida por encima del terreno. Este insecticida no pierde su eficacia con el agua de riego del césped. Volver a emplear el rulo para compactar el recebo. Realizar pases ligeros y suaves con el rulo sobre el terreno.
Realizar riegos muy frecuentes pero no abundantes. Es importante mantener la humedad del terreno para una rápida y correcta germinación de las semillas de césped. Os aconsejamos un riego por la mañana, otro al mediodía y un último al anochecer. Cuando las semillas del césped germinen retiraremos los riegos del mediodía y de la noche. Para realizar el primer corte deberéis cerrar el riego dos días antes de realizar la siega. Es importante que el terreno esté seco para un corte perfecto del césped.
Ahora solo os queda disfrutar de un verano con vuestro césped verde y sano, que sea la admiración de todas las visitas.

Escucha nuestro audio

El árbol frutal. LUR BIZIA programa de radio

El árbol frutal. LUR BIZIA programa de radio

 

Programa de Radio Lur Bizia de Radio Vitoria y nuestra compañera Edurne Basterra.

 

Edurne Basterra, del Vivero Ilur-Garden hazitegia, nos habla de las tendencias en el mundo de los frutales y de los cuidados básicos

 

La compra y venta de arboles frutales:

Uno de los problemas que nos encontramos más a menudo es dónde conseguir estos árboles, normalmente los profesionales obtan por comprarlos jóvenes. Así conseguimos dos ventajas respecto a plantarlos desde cero: una mayor rapidez de obtención de frutos y disminuir la probabilidad de sufrir cualquier tipo de problema derivado de su crecimiento. La mayoría de estos elementos pueden ser conseguidos en tiendas especializadas, en viveros. En este tipo de centros podremos obtener información personalizada sobre como comprar y cuidar estos arboles frutales en cualquiera de sus variedades, o al menos las más comunes.

Plantación:

Incluye todo el proceso de selección del terreno, las semillas y variedad más adecuada al lugar y temperatura en la que nos situamos. Todos estos factores serán determinantes para conseguir el éxito futuro.

Poda:

Es uno de los cuidados más importantes que podemos ofrecer a estas variedades de plantas. Eliminar determinadas ramas nos permite conservar el frutal en el mejor estado posible y en un futuro favorecer y aumentar la recolección de frutas.

Injertos:

Es uno de los procedimientos que nos permiten manipular ciertas características con el fin de conseguir el más apropiado a nuestras necesidades.

Abono:

Eligiendo el abono más adecuado obtenemos un crecimiento y calidad superior, por eso cuidar el tipo de tierra puede representar la diferencia entre un  éxito o fracaso.

 
Recolección:

Es el momento de recoger los esfuerzos descritos anteriormente, si se han llevado a cabo de manera correcta podremos conseguir una fruta de una calidad superior.

 


 

Aqui os dejamos el audio del programa.

 

Saneando los setos de nuestros jardines

Saneando los setos de nuestros jardines

Epoca de cuidado para nuestros setos

 

El invierno es la época idónea para reproducir y controlar nuestros arbustos con los consejos de nuestra compañera Edurne Basterra hacemos una puesta a punto.

 

En invierno lo más habitual es llevar adelante una poda de limpieza, la cual estará destinada a quitar las ramas secas, dañadas o que tengan una mala formación tanto en arbustos como en las plantas trepadoras.

Esta es la mejor época para poderlas ver en las ramas de los abetos, cedros y pinos. Una buena medida para detener el avance es cortar las ramas que se vean afectadas y destruirlas.

Uno de los problemas típicos de los setos realizados con coníferas es que éstas tienden a ponerse marrones, con las hojas casi marchitas, cuando se ven afectadas por diferentes hongos e insectos. Evitaremos esta situación utilizando un abono específico que tenga una concentración muy alta de magnesio. El magnesio, aplicado en la base del seto, dará fuerza a la conífera y actuará de forma preventiva, evitando que los hongos e insectos afeen el seto.

 

 Los setos habituales para plantar en el jardín:

-Elaeagnus x ebbingei: alcanza los tres metros de altura y suele tardar unos 2 o 3 años en alcanzar la altura definitiva. Es un seto muy vigoroso y resistente a la salinidad. Se caracteriza por tener un toque un poco glauco o gris en sus hojas.

-Photinia Red Robin: Es de una variedad de hoja persistente y le suele costar tener densidad de follaje en su base. Lo más característico de esta planta son sus nuevos brotes que crecen en primavera  con un color rojo intenso.

-Falso laurel: de hojas redondas de color verde brillante. Es muy vigoroso y alcanza los 5 o 6 metros de altura

-Cupressus Leylandii: El Leylandii o X Cupressocyparis es una variedad que encontramos dentro de las coníferas. Puede llegar a alcanzar desde los 7 metros a los 10 metros de altura y es una planta barata de conseguir. Al tener un crecimiento tan rápido requiere muchas podas y puede llegar a convertirse en un problema.

-Laurel o laurus nobilisaso: Es una planta maravillosa y sus hojas se pueden utilizar para cocinar. Requiere de dos pinzamientos al año y es un seto muy elegante.

 


Audio Lur Bizia Radio Vitoria