Tenemos lo necesario para iniciar a los pequeños en una alimentación más natural.

 

Hay muchos kits de herramientas para niños en el mercado, y todos ellos son ideales para que los pequeños disfruten de la felicidad que se siente con el trabajo al aire libre. Pero tam­bién hay kits para que creen su propio huerto, y que sean ellos los responsables del mismo. Desde decidir qué se planta hasta cuándo re­gar y cosechar.

Ayúdales un poco para que se familiaricen con los tiempos de la naturaleza (ganarán en paciencia, seguro) y con los procesos de riego, plantación, tratamientos… ¡Lo felices que se­rán comiendo sus propios alimentos!

Beneficios de tener un huerto en casa

Es una actividad saludable, que nos conecta con el mundo natural, promueve el amor y el respeto hacia la naturaleza, y es muy divertida para los niños.

Pueden participar en todas las actividades del proceso desde la
siembra, abono, cosecha, cocina.

Aprender relaciones de causa-efecto  fomentando elrazonamiento y el descubrimiento (por ejemplo, las plantas sin agua mueren, o las malas hierbas compiten con las plantas…)

Cooperación (puede ser una actividad compartida y de trabajo en equipo)

Creatividad (buscando nuevas formas y maneras de hacer crecer los alimentos)

Y nutrición (aprendiendo acerca de los alimentos frescos de cultivo ecológico).

El contacto con la naturaleza puede empezar en casa: los huertos urbanos
Una forma de interactuar positivamente con la naturaleza desde casa, aunque vivamos en un piso de 70m2 sin balcón, es crear un huerto urbano con los niños. ¿Por qué? La lista de beneficios que aporta es para planteárselo.

Os invitamos a que os paséis por el Garden y seguro que encontramos soluciones adecuadas para vuestras necesidades.