Plantas con flor que dan color al jardín en otoño-invierno

Crisantemo, crocus, zinnia, girasol, prímula o rudbeckia dan una nota de color al jardín en la estación de la caída de las hoja y las que podemos sacarle partido en nuestra zona verde 

 

Otoño es aún una buena época para plantar porque el clima es cálido, incluso mejor que la primavera. Plantando a principios de otoño posibilitas que las lluvias de invierno se ocupen del riego y se establezcan para cuando llegue la primavera. Además está plantas aportan color a nuestro jardín:

Crisantemo araña. Esta variedad se caracteriza por la forma de sus pétalos, que pueden llegar a ser tan delgados que pueden asemejarse a las patas de una araña. Y tiene muchos pétalos que van en mil direcciones y parecen las patas, pero no tiene aspecto de araña. Tiene un aspecto como esponjoso, semejante a un diente de león.

Crocus. De intenso color malva intenso y tiene un juego de tonos bastante envidiable para estar en la estación de otoño, pero lo que más nos interesa es el punto focal de la flor y es su centro, su corazón, donde están esos estambres de tonos anaranjados semejantes al azafrán.

Zinnia. Florece en otoño. Presentan tonos anaranjados, amarillos mostaza y rojos que van combinándose entre ellos, a modo de colores lisos. Los bordes de los pétalos de otro color, capas de pétalos de diferente color…

Girasol. En la cultura del cultivo es muy popular el girasol, su nombre científico es helianthus annuus. Las características de esta planta herbácea son las siguientes: pertenece a la familia de las asteráceas, se encuentra en muchas partes del mundo.

Prímula. Son también de esas plantas silvestrse que pueden ser cultivadas en casa. Hoy en día y gracias a las calefacciones podemos tener flores casi todo el año. Las flores nacen de una roseta de hojas con formas bulbosas o rugosas. Son de vivos y alegres colores y servirán para dar alegría a nuestro balcón.

Rudbeckia. Esta planta de color amarillo parece una margarita.. Planta que por medio de su intenso color amarillo es capaz de atraer a las mariposas. No son plantas de gran porte no llegando al metro de altura, durante el primer año la planta desarrolla un rosetón de donde partirán los tallos. Sus flores como ya hemos comentado pueden ser de color amarillo intenso o dorado, el receptáculo es de color marrón oscuro y se encuentra en el centro. Florece durante el verano y permanece con flor hasta casi terminar el otoño.