Epoca de cuidado para nuestros setos

El invierno es la época idónea para reproducir y controlar nuestros arbustos con los consejos de nuestra compañera Edurne Basterra hacemos una puesta a punto.

En invierno lo más habitual es llevar adelante una poda de limpieza, la cual estará destinada a quitar las ramas secas, dañadas o que tengan una mala formación tanto en arbustos como en las plantas trepadoras.

Esta es la mejor época para poderlas ver en las ramas de los abetos, cedros y pinos. Una buena medida para detener el avance es cortar las ramas que se vean afectadas y destruirlas.

Uno de los problemas típicos de los setos realizados con coníferas es que éstas tienden a ponerse marrones, con las hojas casi marchitas, cuando se ven afectadas por diferentes hongos e insectos. Evitaremos esta situación utilizando un abono específico que tenga una concentración muy alta de magnesio. El magnesio, aplicado en la base del seto, dará fuerza a la conífera y actuará de forma preventiva, evitando que los hongos e insectos afeen el seto.

 Los setos habituales para plantar en el jardín:

-Elaeagnus x ebbingei: alcanza los tres metros de altura y suele tardar unos 2 o 3 años en alcanzar la altura definitiva. Es un seto muy vigoroso y resistente a la salinidad. Se caracteriza por tener un toque un poco glauco o gris en sus hojas.

-Photinia Red Robin: Es de una variedad de hoja persistente y le suele costar tener densidad de follaje en su base. Lo más característico de esta planta son sus nuevos brotes que crecen en primavera  con un color rojo intenso.

-Falso laurel: de hojas redondas de color verde brillante. Es muy vigoroso y alcanza los 5 o 6 metros de altura

-Cupressus Leylandii: El Leylandii o X Cupressocyparis es una variedad que encontramos dentro de las coníferas. Puede llegar a alcanzar desde los 7 metros a los 10 metros de altura y es una planta barata de conseguir. Al tener un crecimiento tan rápido requiere muchas podas y puede llegar a convertirse en un problema.

-Laurel o laurus nobilisaso: Es una planta maravillosa y sus hojas se pueden utilizar para cocinar. Requiere de dos pinzamientos al año y es un seto muy elegante.